Blogia
Filosofía para jóvenes y mayores

Droit, J.-P., 101 experiencias de filosofía cotidiana, por LAURA VALENCIA

Droit, J.-P., 101 experiencias de filosofía cotidiana, por LAURA VALENCIA

Roger-Pol Droit, 101 experiencias de filosofía cotidiana, Grijalbo, Barcelona 2003.

101 Experiencias de Filosofía Cotidiana es el libro idóneo para aquellas personas cansadas de la monótona rutina, aunque sacia también la sed de los curiosos, de los inconformistas y de los que simplemente busquen experimentar nuevas sensaciones y/o emociones en su vida diaria. Su autor nos invita a realizar una serie de experiencias simples alternativas a las que hacemos normalmente con el propósito de reflexionar acerca de nuestra forma de pensar y del mundo en general.

De entre las 101 situaciones que se nos plantean en el libro, encontramos una que nos explica una manera distinta de actuar ante el cansancio. Presenta el reposo total como una utopía, puesto que nuestro cuerpo y mente están constantemente expuestos al gasto de energía. Por ello, nos propone acompañar al cansancio, dejarnos llevar por él, en lugar de combatirlo. Así, podemos llegar a distinguir entre diferentes tipos de cansancio y aplicar estos nuevos conocimientos a nuestra vida según nuestros intereses. Podremos entender la importancia de saber aprovechar correctamente el tiempo en función del grado de fatiga en que nos encontremos.

Otra de las experiencias nos reta a quitarnos el reloj y a vivir sin hora, sin alarmas ni despertadores. Puede parecer fácil, pero comporta una dura lucha contra el tiempo, contra los horarios, contra la planificación de nuestras tareas; en definitiva, contra el rápido ritmo de vida actual. La intención del autor es que nos sintamos perdidos por no saber con exactitud en qué punto del tiempo cronológico nos encontramos, y de ese modo intentemos percibir el tiempo de otra manera, más concretamente, desde nuestro interior. No depender de números ni del orden establecido por nuestro entorno, sino guiarnos por nuestro reloj interno, que llegaremos a entender cuando el influjo del movimiento de los segunderos sea mínimo sobre nosotros.
Por otra parte, tratar de vivir sin reloj es un excelente ejercicio para reflexionar acerca del valor que tiene en nuestra sociedad el control del tiempo. ¿Hasta qué grado, positivo o negativo, cambiarían nuestras vidas si no existieran aparatos para medirlo?

Como última experiencia, comentaré una que nos permite darle la vuelta al universo durante unos breves segundos. Es un ejercicio sencillo, que probablemente ya hayamos experimentado con anterioridad. Se trata de tumbarnos boca arriba en un espacio descubierto, preferentemente de noche, y observar la inmensidad del cielo hasta sentirnos en la cúpula del vasto universo. Percibiremos entonces la horrible pero excitante sensación de vértigo, pues un ligero movimiento podrá hacernos caer en esa eterna profundidad de estrellas.
Cuando volvamos a la “realidad”, seguramente ya no estemos seguros de qué es realidad y qué no, pues el esquema del mundo que durante años hemos estado configurando se habrá desmoronado en unos segundos. Cientos de preguntas aflorarán en nuestra cabeza, poniendo en duda todo cuanto nos rodea y afectando significativamente a nuestra visión de las cosas. ¿Qué somos realmente y dónde estamos?

El libro es, en suma, una manera de cambio, aunque sólo sea momentánea. Cambio de nuestros hábitos, de nuestra visión de las cosas, de nuestras percepciones. Cambios que, aunque leves, pueden contribuir a un cambio mayor, a un cambio personal que nos permita afrontar las situaciones diarias de una forma distinta, más entretenida, productiva e instructiva. De una forma con la que aprovechemos al máximo cada detalle, cada momento de nuestra vida.

Por Laura Valencia Vallés 1º Bachillerato Humanidades, IES Llombai (Burriana, Valencia)

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres