Blogia
Filosofía para jóvenes y mayores

Y una carta más de Platón a los sofistas



Señores sofistas me dirijo a ustedes para informarles de que no estoy nada de acuerdo con su forma de enseñar a los futuros gobernantes.

A mi parecer, un buen gobernante debe de tener unas actitudes innatas las cuales esta dotado desde nacimiento, porque para llegar a ser un buen gobernante su aprendizaje debe realizarse desde la forma de pensar filosófica.

Su forma de enseñar no seria lo correcto, pues ustedes lo que supuestamente enseñan es el arte de la oratoria, en otras palabras el arte de convencer. Mas el aprendizaje de un buen gobernante no puede ser inculcado por unos valores tales como el beneficio personal, la ganancia monetaria y el poder. Un buen gobernante es aquel que hace lo mejor que sabe e intenta que su estado funcione a las mil maravillas sin necesidad de una ganancia personal. Un buen gobernante es aquel que vale para serlo. Un buen gobernante es aquel al que no tienes que enseñarle nada, simplemente necesitas recordarle el conocimiento que su alma posee y apartarlo de las cosas sensibles. Un buen gobernante es aquel que nace para serlo.
 
Saraí Simarro
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres